Capítulo 1: El dinero antes de los billetes
Academia

Capítulo 1: El dinero antes de los billetes

Buda.com
Buda.com

Antes de hablar de Bitcoin, queremos hacer un poco de historia sobre el dinero y enviar nuestros pensamientos a miles de años atrás y preguntarnos:

¿Habrá existido una civilización que no haya utilizado algún tipo de dinero?

Si te pones a investigar sobre las civilizaciones antiguas, muy probablemente te encontrarás con que muchos de los hallazgos son imágenes en forma de escritura. Quienes han estudiado en profundidad esas escrituras han llegado a la conclusión de que se tratan de libros contables. Lugares arqueológicos que se remontan a la Edad de Piedra, han revelado la presencia de dinero en forma de conchas, plumas y piedras preciosas. Así de antiguo es el dinero.

Del trueque al oro

La historia es más o menos conocida. Las primeras civilizaciones usaban el trueque como forma de intercambiar bienes. Funcionaba bien para cambiar un pocillo de greda por un saco de tomates, pero andaba mal para comercializar tomates por una vaca.

Como "upgrade" al sistema, cada civilización decidió usar algo entre medio para facilitar las transacciones más complejas. De esta forma, para vender una vaca, ahora lo podías hacer a cambio de perlas, sal, conchas o lo que hubiera acordado ese pueblo. Y esa persona, con ese montón de conchas, podía comprar tomates, manzanas, un corte de pelo e incluso guardar ganancia para el otro año.

Luego de varios años, alguien del pueblo de las manzanas quizo comercializar animales con el pueblo de las cabras. Uno usaba conchas y el otro sal. La solución era volver al trueque o lograr un acuerdo común de dinero.

El mundo "decidió" lo segundo y el oro fue el elegido.

Lo que hizo el oro fue espectacular. Logró ser reconocido casi universalmente y como consecuencia inmediata, el mundo se conectó de manera increíblemente rápida. No importaba el lenguaje, cultura o costumbres de las personas. Aceptar oro era lo único necesario para comercializar.

3 grandes lecciones

El dinero es un acuerdo entre personas

Los tipos de dinero que han existido en la historia son muy variados. Te quiero mostrar una forma muy curiosa. Las piedras Rai representan una manera muy ingeniosa de dinero, que refuerza el hecho de que no hay una solución única. Hace cientos de años atrás, en la isla de Yap de Micronesia usaban unas piedras gigantes en forma de donuts. Cualquiera podía traer más piedras a la isla y ser más rico, pero tenías que navegar varios kilómetros en canoa para traerlas de otra isla llamada Palaos, donde abundaban. Muchos morían en el intento y rara vez lograban "emitir" nuevas piedras.

La piedra donut en la isla de Yap

La regla general del dinero es que lo gasta el que lo tiene, ¿verdad? Pero estas piedras, por sus casi 4 toneladas, hacían imposible esta mecánica. Los habitantes acordaron que las piedras, una vez transportadas a la isla, se podían quedar donde cayeran no más. Cuando el dueño de la piedra decidía cambiarla por la mano de la chiquilla que le gustaba, entonces simplemente debía reunir a la gente y gritar "Esta piedra ya no es mía, ahora es de Pedro!". La gente, que reconocía perfectamente que esa piedra le pertenecía al gritón, ahora guardaría en su memoria, que sólo Pedro podría volver a gastarla.

Por muy rebuscado que parezca esto, es una forma de demostrar es el acuerdo entre las personas es que el requisito fundamental para que algo pueda ser usado como dinero. No tiene importancia que en esa isla haya existido sal, oro o perlas. El acuerdo de la isla fue otro. Prefirieron usar piedras con forma de donuts.

La transición de las conchas al oro

Imagínate la gente de un pueblito en donde las conchas son el dinero oficial. De pronto llega alguien y te cuenta que afuera se usa esto, y te pasa una especie de círculo dorado. Seguramente vas a reaccionar con escepticismo la primera, segunda y tercera vez. En realidad, ese escepticismo es generalizado y probablemente se mantuvo un par de generaciones.

El cambio no se da de un día para otro. No es que llegue el jefe y dictamine en conferencia pública que desde ahora no usaremos más las conchas y que el oro será lo oficial. La transición es lenta e invisible. Tampoco es forzada. De manera natural, logran convivir las conchas y el oro en un mismo lugar por un buen tiempo.

Dime qué dinero usas y te diré tus límites

En la isla de Yap las transferencias se hacían reuniendo a la gente. No podías reunirlos por cualquier cosa, por lo que estas transferencias eran para cosas importantes, no para vender tomates.

Las conchas funcionaban bien para bajos montos. Si querías pagar algo grande, tendrías que pagar muchas conchas, sacos quizás. Las transacciones grandes, por lo tanto eran poco comunes.

El oro tenía varias formas, monedas diversas, bolitas, lingotes, etc... Esto hace que las transacciones tengan involucrar una pesa y una forma de reconocer su pureza.

Cada forma de dinero tiene sus propias restricciones. Pero a la gente no le importa, no se lo cuestiona, ni siquiera lo considera como un problema. No se ve a la gente quejándose de lo malo de su dinero. Lo que sí pasa, es que cuando se enfrentan dos formas de dinero, la que termina ganando es la que menos restricciones tenga. ¿Por qué? Porque menos restricciones implican más formas de uso, y más formas de uso, más personas felices.

Tarea para la casa 🏡

Esto fue un pequeño barrido de la historia del dinero. ¿Lo ves tan lejano? Quizás, si vemos el futuro del dinero como una evolución de algo que partió hace un par de milenios atrás, podremos descubrir algo nuevo.

¿Qué impide que vivamos una nueva transición del dinero? ¿Qué restricciones tiene nuestro dinero actual? ¿Podrá existir una mejor forma de dinero?