Cómo mi familia empezó a usar Bitcoin
Cultura Buda.com Opinión

Cómo mi familia empezó a usar Bitcoin

Maurice Poirrier
Maurice Poirrier

Una de las cosas chistosas de trabajar en Buda.com, sobre todo como developer, es que mágicamente te transformas para tus amigos y familiares en un experto en criptomonedas y blockchain.

En el verano del 2019 hice una práctica en Buda.com, sabía un poco de la idea de Bitcoin, sobre cómo funcionaba la empresa, pero nada relacionado con lo que es un “spread” o un libro de órdenes. Mis papás y amigos no cuestionaban mi decisión de trabajar en “esas monedas digitales” (como le decían ellos), sino que lentamente iba capturando su atención y me llegaban más y más preguntas.

Hoy, todos en mi familia - hasta mis abuelos - conocen sobre Bitcoin y me preguntan sobre esto. Mis papás y mi hermano usan BTC y Ethereum constantemente. A continuación les comentaré cómo lo logré:

Mi madre

Mi mamá vive en el extranjero, por lo que nos comunicamos mucho por WhatsApp y en los últimos años sólo nos hemos visto un par de veces. A pesar de no estar presente físicamente, siempre intenta estar al tanto de todos, y en los cumpleaños le gusta enviarnos regalos (nos envía el dinero y nosotros debemos comprarlos acá). Aquí se presenta el problema ¿Cómo puede depositar mi mamá a alguien de Chile?

Si han tenido que enviar dinero al extranjero por cualquier motivo, saben que las opciones disponibles se reducen a: bancos, Western Union (o similares), Fintechs o criptomonedas. Veamos estas opciones

El primero es muy lento y hay que llenar una gran cantidad de documentos explicando por qué quieres enviar el dinero. Una vez intenté enviar dinero y me pusieron trabas, cuestionándome “qué hacía un joven de 21 años, con apenas una cuenta vista, intentando mandar dinero a otro país” 🤦‍♂️.

El segundo, es caro. Los regalos que a mi madre le gusta enviar cuestan en promedio $10.000 pesos chilenos (aprox. US$ 14), pero la empresa te cobra $15.000 pesos extra por la transacción (aprox. US$ 21). O sea, ¡el precio final es más del doble!  Además, el dinero hay que ir a buscarlo físicamente, hacer filas y esperar que el regalo se pueda pagar en efectivo, si no, ir al banco a depositarlo.

Sobre el tercero: lamentablemente, no había servicio de transferwise o similar cuando comencé con este problema. Actualmente sí hay, pero no me cambiaría 🙄.

Por último, la solución: “Mamá, ¿por qué no me envías el dinero en BTC o ETH?, luego lo saco en Buda.com, me demoro mucho menos y lo puedo hacer desde el teléfono”. Y después de una corta videollamada, aprendió cómo enviar y recibir bitcoins, fácilmente.

Lo más interesante del caso de mi mamá ha sido su evolución en este mundo. Durante los últimos meses, pasó de saber solamente qué era una wallet a ser una HODLER, preguntar qué son las whales y hasta mandarme memes de Dogecoin. Mamá, si estás leyendo, tkm .

Mi padre, hermano y un par de amigos

Ellos han ido ganando interés lentamente en lo que hago en mi trabajo e inversiones. A veces leían noticias sobre que Bitcoin era una burbuja o que tiene rentabilidades muy grandes y al primero que le preguntan es al dev de Buda.com. Mis respuestas siempre fueron en la misma línea: que yo tomo ciertas acciones de riesgo, que tengo presente que podría perder todo, que no sé mucho de finanzas y menos de inversiones. Finalmente, todas mis recomendaciones siempre han terminado en que “no me crean nada a mí, busquen en fuentes fiables (como nuestro blog 😉)”.

Paso a paso se fueron convenciendo de que Bitcoin sí tenía utilidad, y muchos ya están 100% dentro del hype que “la economía digital la lleva y que la moneda predilecta en el futuro es el Bitcoin”.

Mi papá, hermano y un par de amigos tienen satoshis en Buda.com, me dan recomendaciones de qué les gustaría ver en la plataforma y me siguen preguntando cosas. Incluso un amigo hace poco me comentó que tiene a toda su familia dentro del criptomundo luego de un par de almuerzos familiares.

Mis abuelos

Mi papá cada vez que puede me pone el desafío de explicar qué es una criptomoneda a distintas personas. De estos, el más complicado fue a mis abuelos paternos, ya que no son usuarios de internet y ven escépticos muchos cambios que hay (hoy tan comunes para muchos de nosotros).

Mi acercamiento fue entregando ejemplos que pudieran dilucidar los problemas del dinero físico. Algunos ejemplos son:

  • ¿Qué hago si quiero mover mucho dinero?,
  • El peso chileno (y de otros países) depende de una institución que por sí, es humana y puede en algún momento cometer errores.
  • Plantear el cuestionamiento de por qué usamos el dinero en la sociedad.

Logramos concluir que el dinero fiat es anticuado y no nos gusta. Ahora viene la parte difícil, ✨ la magia de internet ✨.

Es complicado entender de un momento a otro qué es Open Source, sistemas distribuidos o libros contables. Lo importante es dar a conocer que existe esa tecnología, tal como lo que usamos en los correos electrónicos o, por ejemplo, Uber, pero para el dinero.

Normalmente existe una desconfianza sobre cómo funciona Bitcoin, y los que conocemos un poco más entramos a defender esto desde una mirada del blockchain, pero me pregunto y les hago las mismas preguntas a ustedes: ¿Sabemos cómo funciona Visa por dentro? ¿Confiamos al usar nuestras tarjetas de crédito que el dinero fue correctamente transado? ¿O es que lo que necesitamos es una cara/voz a quien reclamar para cuando algo no funciona?

Al final, mis abuelos entendieron y me dijeron que si se empezara a utilizar en más comercios, probablemente también tendrían bitcoins 🙌.  

Conclusiones

Estamos en una época en la que Bitcoin es considerado útil como inversión a largo plazo. Nos basamos en la tecnología para dar argumentos de por qué empezar a invertir en Bitcoin.

En el corto plazo, deberíamos avanzar incorporando a las personas que pueden realmente beneficiarse de este tipo de tecnología, hablando de sus casos de uso reales o visibilizando los problemas del sistema actual.

Empecemos a hablar de los créditos con colateral en criptomonedas, cobrar cuentas a los amigos con Lightning Network, cuentas de ahorros o cómo el exchange Kraken, que partió igual que Buda.com, está haciendo un banco en EE. UU.

El siguiente paso es lo mismo que ocurrió en algún momento, se dejó de hablar del protocolo FTP o TCP y se empezó a hablar de internet y los beneficios que tiene. Lo que viene es dejar de hablar de blockchain o del tamaño del bloque y empezar a confiar en la tecnología.

En pocas palabras, los caso de uso hicieron que mi familia estuviera metida en la economía digital como early adopters.