El paraíso de las buenas ideas: ¿Cómo es trabajar en Buda.com?
Cultura Buda.com

El paraíso de las buenas ideas: ¿Cómo es trabajar en Buda.com?

Diego Vera Nieto
Diego Vera Nieto
Esta es la historia sobre cómo llegué a trabajar en Buda.com,  los desafíos que enfrentamos, y por qué digo que Buda es la cuna perfecta para materializar las grandes ideas.

🛬 La llegada

Mi entrada a Buda.com fue espectacular. Tuve la oportunidad de llegar aquí gracias a un proyecto de podcast sobre criptomonedas que buscábamos lanzar con un amigo de Radio Bío-Bío. Queríamos que el primer capítulo fuera potente, por lo que decidimos contactar directamente a Guillermo Torreaba (CEO de Buda.com) mediante Twitter. Guillermo tuvo muy buena disposición al momento de conversar con nosotros y colaboró en todo lo que le pedimos. Lamentablemente y por problemas internos, el proyecto no funcionó, pero un tiempo después nos contactaron desde Buda.com para generar contenido. Conversamos con los encargados del área de comunicaciones, pero finalmente el trabajo “freelance” no era el camino que querían tomar.

Al momento de necesitar una práctica, recordé a Buda, ya que las criptomonedas son un área que me apasiona desde hace mucho tiempo, por lo que nuevamente contacté a Guillermo. Me entrevistó junto al equipo y me hicieron una oferta, la cual acepté.

Llegaba entonces a Buda.com con el desafío de estructurar el programa de comunicaciones, crear contenido para el blog y las redes sociales, escribir newsletters semanales y plantear la hoja de ruta que debía tomar el área desde ese momento.

💪 Desafíos

Al entrar a la empresa como practicante fui recibido con los brazos abiertos. Mi equipo me enseñó a utilizar las principales herramientas (Slack, Trello, Intercom, Notion, etc) y desde aquí comencé a desenvolverme. Mi primera tarea fue escribir un newsletter para más de 160 mil personas, entre Chile, Colombia, Argentina y Perú. Indudablemente estaba nervioso, pero al equipo le gustó el estilo y el contenido, lo cual me tranquilizó. Enviamos el material y tuvo un recibimiento tremendo por parte de la comunidad que hace a Buda.com posible, de lo cual estoy muy agradecido (además fue el día de mi cumpleaños, gran regalo 🎉). Después de enviado, el equipo de growth y comunicaciones me entregó feedback para mejorar el próximo newsletter, y siguen haciéndolo, lo cual agradezco enormemente.

Tras esto, mi misión era lograr crear semanalmente publicaciones de calidad para el blog de buda, así que puse manos a la obra. En calidad de practicante, publiqué 6 blogposts y ayudé a componer otros 3. Mi primera publicación fueBitcoin con 🍐 y 🍎: ¿Cómo le explico Bitcoin a un amigo?”, estaba escribiendo sobre lo que me gusta y aprendiendo constantemente, más feliz imposible.

Una de las cosas que más destaco de Buda.com es la libertad que me entregaron para generar contenido y proponer ideas, todos las escuchan y te entregan consejos constantemente para hacerlas aún mejores. Si tienes una gran idea, acá puedes escalarla fácilmente.

Junto al equipo decidimos ordenar un poco la máquina. Creamos un calendario de publicaciones y decidimos sacar semanalmente un newsletter, llevamos a cabo un live con la escritora de “The Infinite Machine”, Camila Russo, en el cual tuve la oportunidad de aprender mucho sobre DeFi y las criptomonedas.

🤔 ¿El fin?

Se acercaba el fin de mi periodo de práctica y Guillermo me pidió una reunión (¿nervioso?, nah 🤞), en la cual me preguntó cuáles eran mis planes para el futuro “¿Piensas quedarte?”, me preguntó. “Si les gustó mi trabajo, yo feliz de seguir participando con ustedes”, dije.

Tras la reunión, Guillermo me hizo una oferta que no pude rechazar, y no por el dinero, sino por la oportunidad de poder seguir creando y aprendiendo junto al equipo de Buda.com. No puedo enfatizar suficiente lo bien recibidas que son las ideas en esta empresa, la cantidad de feedback que te entregan y lo mucho que se aprende junto al equipo. Además de comunicaciones, aprendí de soporte, funcionamiento interno de las plataformas, un poco del desarrollo en el área informática y hasta dibujo. Sí, dibujo.

Teníamos clases de dibujo todos los jueves a las 5 de la tarde, una especie de actividad extraprogramática, en la cual dejábamos de lado el trabajo y compartíamos con el equipo mientras aprendíamos a dibujar.

Tengo que admitir que nunca se me dio muy bien el dibujo, pero iba a las clases para compartir con todo el equipo en un ámbito fuera de lo laboral. Ahora se acabaron las clases de dibujo, pero la semana pasada comenzamos con clases de historia, un área que creo, se me da mucho mejor 🤓.

Cuando entré, no esperaba un recibimiento tan cálido como el que obtuve, y mucho menos una oferta tras finalizar la práctica para seguir desarrollando mis habilidades junto al equipo. Actualmente soy el encargado de comunicaciones de Buda.com, y espero que con lo que he aprendido en mi corta vida, pueda seguir aportando mis conocimientos a esta increíble familia.

Diego Vera Nieto