Cómo la criptografía y la descentralización afectan a Facebook
Opinión

Cómo la criptografía y la descentralización afectan a Facebook

Buda.com
Buda.com
Este es el tercer capítulo de una serie de post que hablarán acerca de los efectos que podría tener la criptografía y la descentralización en las 4 grandes empresas tecnológicas: Google, Amazon, Facebook y Apple. Este artículo fue escrito por Matt Ward y puedes saber más de él escuchando su podcast.

¿Qué es Facebook?

Durante los tres últimos meses Facebook ha sumado 35 millones de usuarios nuevos al mes y ya se sitúa en 2.449 millones de usuarios activos. En cuanto a cifras diarias, la compañía logra que 36 millones de personas nuevas se unan al día, y ya tiene 1.600 millones de usuarios que se conectan diariamente.

Teniendo en cuenta Facebook no sólo como red social sino como conglomerado de aplicaciones, la compañía registra también datos envidiables. Por ejemplo, 2.200 millones de personas emplean cada día Facebook, Instagram, WhatsApp o Facebook Messenger, y más de 2.800 millones emplea alguna de estas aplicaciones al menos una vez al mes.

¿Cómo es posible?

Esto se debe en gran parte al brillante liderazgo de Mark Zuckerberg, bajo el cual Facebook apostó sus fichas a los dispositivos móviles.

La mayor parte del crecimiento ha sido la publicidad móvil, que ahora representa el 86% de sus ingresos, mejor de lo que se esperaba.

Hoy en día, la publicidad digital es un duopolio, ya que Google y Facebook atraen entre el 57-84% de la publicidad digital global (fuera de China) dependiendo de la fuente. (Fuente: FT.com, Recode).

Aún más alarmante es el hecho de que el duopolio está absorbiendo más del 99% del nuevo crecimiento del gasto en publicidad digital (a partir del tercer trimestre de 2016).

Instagram

Facebook adquirió Instagram en 2012 por 1.000 millones de dólares con 30 millones de usuarios (formada sólo dos años antes).

Después de esperar tres años para monetizar (para concentrarse en el crecimiento), Instagram encendió los anuncios y se convirtió en una vaca lechera.

Y con 100 millones de nuevos usuarios cada seis meses, Instagram está explotando en popularidad. Copiar Snapchat Stories ciertamente ayudó (Zuck estaba 100% contento y decidido de copiar — píxel por píxel).

Nota: Las acciones de Snap han caído un 50% desde la (controvertida y codiciosa) copia.

Instagram Plus es la nueva apuesta y se dirige a un mercado diferente (millenials) y está pensado en potenciar la publicidad en dicha aplicación.

WhatsApp y Facebook Messenger

Facebook compró WhatsApp en febrero de 2014 por la módica suma de 19.000 millones de dólares, lo que de nuevo parecía un negocio absurdo.

Pero el negocio de Facebook siempre se ha construido alrededor de la atención, los ojos y la espera para monetizar. Y si lo lograron con Instagram, es porque saben lo que están haciendo.

Stern Agee, la empresa de servicios financieros, estima que WhatsApp podría estar generando cerca de 5.000 millones de dólares en ingresos anuales con más de 2.300 millones de usuarios para el año 2023. Yo iría por una suma más grande.

Debido a la naturaleza más privada e íntima de WhatsApp, se crean oportunidades de crecimiento que un sitio externo como Facebook y hasta cierto punto Instagram no pueden igualar. Esencialmente, incluso si, o a medida que la gente se vuelve más reservada con respecto a los medios sociales, al compartir y controlar sus datos, WhatsApp todavía puede ganar: equilibrando la balanza a favor de Facebook.

Cómo Blockchain vence a Facebook

De todos los cuatro grandes, Blockchain representa la mayor amenaza para Facebook. El negocio de Facebook se basa en la atención, la publicidad y la recopilación de datos de los usuarios.

Una red de Harvard originalmente construida para conexiones universitarias vale ahora 524.000 millones de dólares, y los usuarios nunca vieron un centavo. Sin embargo, ven bastantes anuncios.

Facebook.com

Una versión descentralizada de Facebook parece obvia en este momento. En un ecosistema social sin una parte centralizada, los algoritmos pueden ser optimizados para la felicidad del usuario, en lugar de ser el objetivo de la publicidad.

El mayor problema con Facebook (y Google) es que son empresas basadas en la publicidad. Facebook gana dinero con la cantidad de impresiones, es decir con la cantidad de veces que se muestra un nuncio, haciéndolo cada vez más hostil para el usuario buscando impulsar los ingresos por publicidad.

Desde un punto de vista puramente económico, esto significa que Zuck quiere que los usuarios de Facebook estén conectados lo más cerca posible a 24 horas al día. Obviamente, esto no es sostenible, y los estudios muestran que el uso de los medios sociales (especialmente Facebook) tiene un impacto negativo en la felicidad. A largo plazo, esto no es sostenible para Facebook: cuanto más usas Facebook, peor te sientes.

Facebook podría tener un grave problema en sus manos si cada vez más usuarios empiezan a darse de baja, lo que parece ser el caso.

Un caballito de batalla en este caso es la implementación de la moneda Libra, una moneda digital que está desarrollando Facebook basándose en la tecnología Blockchain, con el objetivo de ofrecer una moneda digital de baja volatilidad y de alcance mundial. Aunque buscan apalancar su moneda en la característica descentralizada de Blockchain, en verdad es una moneda controlada por una entidad centralizada (Calibra y Asociación Libra) convirtiendo su ecosistema en un lugar cerrado, es decir, nadie puede activar un nodo o formar parte de la red. Además, la estructura de  Libra permite que exista la censura, es decir, una transacción dentro de la red puede ser censurada. Tampoco es una moneda privada y anónima, estarán asociadas a tu cuenta de Facebook.

Entonces ¿qué pasa si inventamos una red social basada en blockchain y que respete los principios de esta tecnología?

Imaginemos una red social, cuya estructura de incentivos simbólicos  fuera bastante sencilla. Al igual que "Refiera a un amigo y ambos obtendrán un crédito de 10 dólares" de Airbnb, una red social basada en una cadena de bloques (BBSN) podría recompensar a los usuarios con tokens de BBSN por las referencias, la creación de contenido popular, la publicación diaria, etc.

Los tokens pueden representar economías virtuales en la red (compra/venta de pegatinas, acceso a ciertos bonos, o incluso micropagos de votaciones al alza o a la baja) o pueden ser posicionados como prerrequisitos publicitarios, donde los usuarios pueden vender su atención o compromiso a los anunciantes.

Parece muy probable que un BBSN aparezca para competir con Facebook. La pregunta es, ¿serán suficientes los incentivos simbólicos para superar el enorme efecto de red de Facebook? Creo que sí, pero creo que llevará al menos media generación.

Instagram

Igual que el anterior, más la ventaja añadida de los Influenciadores. Debido a que Instagram está más enfocado en la comunicación uno a muchos, los usuarios que construyan una comunidad podrían vender tokens de acceso a los anunciantes que buscan promocionar productos de una manera más transparente y sencilla.

Considero que la idea de una red social de fotos basado en Blockchain podría ser significativa y podría generar una gran atracción de usuarios que buscan una nueva opción más descentralizada.

WhatsApp

Las probabilidades de que una aplicación de mensajería basada en Blockchain (BBMA) despegue son bastante escasas. Hay tantas aplicaciones de mensajería, ¿por qué construir una basada en una cadena de bloques? La mayoría de las aplicaciones de mensajería están encriptadas de todos modos, por lo que el nivel de confianza y seguridad es relativamente alto.

El gran desafío, sin embargo, es la escala. En julio de 2017, había más de 55B mensajes de WhatsApp enviados todos los días (Fuente: AndroidPolice).

Crypto kitties colapsó la red de Ethereum, y eso fue sólo unos pocos cientos de miles de transacciones.

Pero las criptomonedas construidas sobre un servicio centralizado son una historia diferente.

La popular aplicación de mensajería Kik en el 2017 completó un exitoso ICO, recaudando 98 millones de dólares para construir una moneda “KIN” en su aplicación. Con 300 millones de usuarios a partir de mayo de 2016, no es de extrañar que Kik tuviera que apagar rápidamente la red de Ethereum para manejar su volumen. Pero, a mediados de este año, debieron levantar un sitio de donaciones, para poder enfrentar un proceso legal contra la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, SEC.

El organismo regulador considera que KIN es un valor, al haber formado parte de una ICO. En virtud de ello, Kin habría infringido la ley estadounidense, ya que no realizó los correspondientes registros ante la SEC.

La infraestructura bancaria y de servicios financieros es antigua, anticuada y costosa. Incluso las compañías más nuevas y eficientes como Paypal cobran $0.30 + 2.9% en cada transacción que procesan.

Y aunque estas pueden parecer pequeñas, especialmente comparadas con la banca tradicional, las criptomonedas abren una dimensión totalmente nueva del dinero - una que se aproxima al 0% de comisiones sin intermediarios.

Como hemos visto, el mercado de pagos entre pares se está disparando, y se prevé que alcance los 86.000 millones de dólares sólo en los Estados Unidos. Y con los pagos móviles globales que se espera superen los 930.000 millones de dólares, esta oportunidad empequeñece el espacio publicitario digital.

Buda

Ir a Buda.com